lunes, 16 de febrero de 2009

"El dia que te fuiste..." (PARTE 3 DE 4)


Al día siguiente vi Gabriel, estaba en la puerta de mi casa, era sábado y teníamos una fiesta, ya habían pasado vario días desde que lo conocía, y Gabriel seguía siendo ese hermano que no tenía.
-Ya causita, estoy llevando hierba y coca para toda la noche.
-Yo no le entro a la coca, con los tronchos me tranquilizo, así que la hierva para mi.
Fuimos a un hueco por la Plaza San Martin. Estaba lleno de personas sedientas de música, personas aglomeradas, tan juntas que podrían fusionarse entre si, eran prácticamente una masa humana, sin forma. La música era muy extrañan, se pitidos y chillidos armonizados.
-Es música electrónica –me increpo Gabriel.
Gabriel bailaba – a decir verdad algo gay- frente a mí. Desde que lo conocí nunca lo había visto bailar, ni siquiera en la fiesta de Diego, la gente lo saludaba y se acercaba a darle la mano, estaba al lado de un chico popular.
Cuando lo vi bien Gabriel se había metido todo tipo de sustancias en su cuerpo, al contrario yo estaba ebrio, con una jarra de Cuba Libre bien helada.
Salí del hueco y Gabriel me siguió.
-Quédate si quieres, lo que es conmigo ahí adentro me sofoco.
-No causa, como crees. Yo te traje, yo te llevo.
-Y si te digo que me quiero ir?
-Nos vamos.
Cogimos un taxi en La plaza San Martin, en el camino Gabriel saco su mp3 y nos pusimos a escuchar música. Tenia: U2, Rod Stewart, Rolling Stones, etc. En el camino veía por los vidrio del taxi station wagon, las luces correr frenéticamente, alocadas, solo distinguía apenas los destellos ¿Se me había subido el trago? No. No podía ser había tomado muy poco, y tu lo sabes Gabriel, tu me cuidaste, y trataste de que no tomara mucho, sabias que cuando tomaba me acordaba de mis ex y me ponía a llorar. Cuando llegamos las luces del hostal estaban apagadas. Había un apagón. La señora recepcionista nos hizo subir –creo que sintió que estábamos algo “tocados”-. Gabriel prendió unas velas, y conversamos hasta que llego la luz, así que rápidamente prendió el equipo, ahora si, Jazz. Abrió su billetera y saco algo de coca que le quedaba, y e4s que Gabriel era muy bravo para estas cosas. Me ofreció.
-Quieres? –me dijo señalando una línea de coca que quedaba.
-Y si me vuelvo adicto?
-Jamás te dejare que caigas en esa mierda.
-Esta bien.
Con la cara mojada aun acerque mi nariz, y aspire lentamente el polvo blanco, y lo sentí subir por ni nariz, como si quisiera perforarla y subir hasta mi cerebro como una bala. Al levantarme me vi en el espejo, y vi mi nariz impregnada de coca a causa de que estaba mojada. Gabriel soltó una risa, se acerco a sacarme le polvillo, y me toco el rostro, para luego besarme. Sus labios eran fríos y tenía un mal aliento producto de la coca quizá, sentí su rala barba raspándome, lo aleje al segundo, y como si hubiera pasado nada le dije:
-Tranquilo Gabriel, tu sabes que amo a Sofía.
-Deja a esa perra, yo te amo, tú me gustas.
-No Gabriel, no confundas las cosas, no
Cogí la silla y me la lleve al balcón, me senté, y me dormí, mirando las estrellas, aquellas de las poco que se ven en este cielo contaminado. Cerré los ojos
-Ya me voy –había amanecido, y la luz del sol me había despertado.
Baje por la escalera, y camine las pocas cuadras que separaban el hostal con mi casa, cuando llegue Sofía estaba en la puerta esperándome quizá.
-¿Donde estuviste?
-No te parece mejor que entremos. Ahí conversamos.
Entramos a mi casa, y mi madre estaba limpiando la sala, algo avergonzada alzo la cabeza y nos dijo:
-Ay! Disculpen, Aldo porque no la llevas a tu cuarto, es que estoy limpiando.
Subimos por la escalera de madera, que hacia unos chillidos extraños al pisar cada escalón, y entramos a mi cuarto. A pesar de que la cama estaba tendida, los libros ordenados, y la ropa en su lugar, no había un ambiente limpio y ordenado. Sofía ya había entrado antes a mi cuarto, cuando nos acostamos por primera vez, y fue maravilloso, desde ese momento Sofía había entrado miles de veces, esta vez entraba para poder arreglar las cosas. No para estudiar, ni dormir juntos sin hacer nada –que era lo que mas excitaba, dormir junto a ella sin hace nada , solo dormir, despertarnos y ver nuestros rostros cerca, como si estuviéramos casados.
Sofía se sentó, en mi cama
-No puede ser que pases más tiempo con el que conmigo.
Cuando me dijo eso se me vino a la cabeza el beso que me dio Gabriel.
-Perdona, es que… -No sabia que decirle, no tenia excusa, que podía decirle una mentira. Decirle que mientras ella pensaba en mi yo me iba a fiestas con el, y que hasta me había besado.
-Que cosa -increpo ella.
-Mira tu sabes que eres la única persona que he amado, disculpa si alguna vez hice mal contigo, solo quiero que me perdones.
-No es tan fácil como eso. Aldo, quiero que dejes a Gabriel.
-Es mi amigo, no puedo.
-Entonces esto va mal. Sanes, ese tipo no me cae.
Un extraño silencio se apodero del cuarto. Afuera escucha el ruido de los carros. Alguien rompió el silencio y no fuimos necesariamente los dos.
-Aldo voy a salir, regreso en una hora –dijo mi madre.
-Me tengo que ir, mas tarde vengo –me dijo ella
-No. Sofía, quiero que me perdones.
-Sabes Aldo, luego hablamos
La agarre por la cintura y la tire hacia mi cama, me puse sobre ella y le dije al oído.
-Si no me perdonas, te dejare por Gabriel, y me vuelvo gay
Ella se rio y me dijo que estaba loco, me beso. La desnude suavemente como yo sabía hacerlo, e hicimos el amor. Al terminar nos miramos a los ojos, la bese por ultima vez, y le dije que ella la única mujer que amaba y que no la dejaría ni por una mujer y menos por un hombre. ¿Había delatado a Gabriel?

9 Reacciones pervertidas:

Cafeinómana dijo...

hahahaha!

Y me temia con eso... 'el beso de la historia'... solo falta un capìtulo y estoy mas ke ansiosa... porke hasta donde van las cosas ni si kiera me imagino el final!

damian dijo...

¿Había delatado a Gabriel?
si,
si la flaca tenia dudas, creo q ya se las confirmaste, bueno eso creo, a mi me gusta ese leve raspón q te deja la barbita,
rico.

dars dijo...

Solo para que lo sepas. Estudiar literatura no te asegura que aprendas a escribir bien... Es más, se les discrimina un poco a los que quieren ser escritores y estudian literatura
-Y tú, ¿para qué estudias ser literatura?
-Para ser escritor...
-Y si quieres ser escritor, ¿qué haces aquí?
-...

El enfoque que se le da a los estudios literarios en las únicas 4 facultades del país es básicamente historicista, así que cuidado

PD1: En mi opinión, si quieres ser un escritor serio (al que se le pueda llamar sin titubeos literato) aléjate de la literatura chatarra (léase Bayly)

PD2: Los desordenes sexuales tiene su origen en el Complejo de Edipo. No es nada de otro mundo, una terapia constante y se van... no te mortifiques tanto con eso.

PD3: que el mal exista no significa que Dios no exista. Que tu madre crea y tu dudes, no significa que Dios no exista. Que hayas sentido que tu padre nunca creyó en ti, no significa que Dios no exista.

riveru dijo...

PUCHA LEERIA LA HISTORIA PERO QUIERO EVITAR LA FATIGA...XD...
ME GUSTA EL DISEÑO DE TU BLOG!!!
LAOS!

metódica dijo...

wooow!

xP

david ricardo!!! dijo...

bien, por alguna razon no me sorprende...

me gusto la parte donde la madre manda a su hijito al cuarto con la enamorada, pensar que eso no pasa en la vida real u_u

weno despues de todo ya se acerca el final, con quien se quedara, el limite delgado y hasta debil de que te guste un hombre o una mujer se puede romper facilmente...

dimelo a mi... (mentira)


saludos!!!

Juaneca* dijo...

Te cortas las venas con galleta de agua? hahahaha :)

Me haces acordar a Bayly y demasiado (MUCHO MUCHO!). Este post te salió chévere.
Saludos.

Juaneca* dijo...

Sofía? Como en el Huracán lleva tu nombre? *.*

NeO dijo...

sabia que sucederìa!
Como mi vieja fueratan confiada como la tuya....

*Arriba dicen que los desordenes sexuales vienen del complejo de edipo...eso lo dice freud!
Come on! hay más explicaciones que esos temas psicoanalìticos...o quieren pasar como woody allen 20 año en terapia..

 

"Amor de medio tiempo" Copyright © 2010 | Designed by: Compartidisimo