jueves, 26 de noviembre de 2009

"Los amigos no se hablan en francés 2"


Nunca me considere un persona atractiva, y tal vez para poder dejar esto claro me describiré. Soy, no muy alto 1.72, cabello medio lago y alborotado, casi poseído, flaco narizón, con un par de dientes montados y de nariz torcida.
Bueno eso fue un pequeño intro a lo que vendría a ser la semana de Sandra, pues ella no paro de llamarme hasta en la academia, podría decir que se había obsesionado conmigo. Me llamaba cuando estaba con Leticia, y gracias dios por haberme dado a una mujer hermosa y sobre todo comprensiva –porque sé que muchos dirán que mas bien es ingenua- a la cual le decía que Sandra era un amiga mía y es la verdad solo es una amiga. Hasta que no pude mas y se lo dije.
-Leti tengo que decirte algo.
-Que pasa flaquito.
-Es sobre Sandra. Te negué, le dije que no tenia enamorada.
-Como pudiste.
-Leti mira…
Y ahí empezó el drama tuve que tratar de convencerla de que Sandra no me gustaba, y así empecé a hablar sobre todo lo que hacíamos en el colegio, y le dije que la ultima vez que la vi fue en la fiesta de promoción, cosa que por cierto era verdad. Y gracias dios por darme a la mujer más bella y comprensiva nuevamente. Leticia comprendió que la única mujer a quien amaba era a ella. Pero aun hay fantasmas del pasado que me persiguen, y eso lo contare luego.
-Te amo mi caderoncita.
-Mas te vale flaco.
Y es que ella es así me encanta que me amenace y me diga “Mas te vale”. Y Sandra siguió llamando, le contestaba cuando estaba solo, pero nunca cuando estaba con Leticia, llegue al extremo de poner mi celular en silencio por que el vibrador llegó a ser incomodo, bullero cuando estaba en el salón con ella. Así también poco a poco Sandra se olvido de su propuesta conmigo y me empezó a hablar de todo lo que había hecho con su ex en la cama, y que ella es así, no hay llamada en la cual no hable de sexo.
-Sabes Sandra hay algo que no te dije sobre mí, y que ya no me preguntas.
-Qué?
-Que si entre tú y yo podía pasar algo.
-Tengo enamorada.
-Lo sabía, eres un pendejo.
-Caray no me hables así.
-Sí, te lo digo porque lo eres.
Hasta que un día como todos los fantasmas desapareció, dejo de llamarme y hasta Leticia me pregunto si me había acostado en ella, pues ya no me llamaba.
-Como crees mi vida, la verdad no se por qué no me llama y la verdad no quiero saberlo.
Sandra apareció como un fantasma en mi vida, en mi vida feliz con Leticia, pero hay algo que me dejo pensando Sandra y es ¿Qué será de la vida de Rebeca?

6 Reacciones pervertidas:

Rayza dijo...

Realmente lo último de tu escrito me causo gracia . ¡En fin!

Y más aún ... eso no lo diré Ja!

Cuidate !






.

Mariano dijo...

ay ay ay.... las mujeres... el reinado del gataflorismo? jajaja....

Buen blog, saludos

NeO dijo...

uhmmm menos mal q no te siguio a cosando ;)

Virginia dijo...

Acabo de llegar y me voy a dar una vuelta por tu blog...

Gracias por seguirme...

Anónimo dijo...

nosequedecirconelatrevimientoquetieneshuevontevoyamatarporhablardemiexladycojudohuevonmeladebesokyameenterequeesapitaytuescritordecuartatenianalgobuenaconlacachetadaqfueunvayvieneteaplaudojesusenticonfioynosigashablandoporquetevoyasacarlamierdameentiendes

FEDORA dijo...

le hubieras roto la parte trasera a esa guarra, como para que tenga y reparta!!!!
y despues de eso, cambias el celular, o te mudas de ciudad, jajaja!!!!
dejando de lado la ideas locas, que suerte ser leticia...no creo que sea tonta...al final tiene lo que lo que la otra deseaba tanto...
pero los hombres que la juegan de inocentes, me hacen sospechar...pufff!!!!

 

"Amor de medio tiempo" Copyright © 2010 | Designed by: Compartidisimo