miércoles, 10 de diciembre de 2008

"Quiero acostarme contigo"

Tan solo de escribirlo me tiemblan las manos, y no es que le tenga miedo a una relación sexual, si no que es algo muy serio y delicado en estos tiempos.
Sandra, es una compañera de mi salón. Ella tiene enamorado del cual me habla hasta llegar al limite del hastío. Me habla de sus peleas, de sus reconciliaciones, pero en especial y con sumo detalle de las relaciones con su enamorado. Desde las felaciones, los tamaños, los atuendos, las sensaciones. Pero que he hecho yo para que me tenga tal confianza, que por cierto no la tiene con nadie.
Antes de cualquier comentario desdeñoso, debo dejar en claro, que ella es una chica tranquila, y no cualquier advenediza que se aparece por el camino. Que aunque me cuente las cosas má###órbidas aventuras, siempre se ha comportado como una señorita conmigo, y como persona salvo un pequeño detalle: Es ninfomana.
Sandra me habla de su novio, me dice que se acaba de ir de viaje, y que no vendrá por lo menos en tres meses. Me dice que lo extraña, a el a su cuerpo, que se siente sola y desprotegida de ese calor humano que la mantiene viva.
- ¿Qué puedo hacer?
-Bueno esperarlo, el tiempo se pasa volando cuando te des cuenta estar aquí, y le darás la recibida que se merece.
-Ay! Pero no se si podré ¿Tu me ayudarías?
-Uhmm… en que sentido.
- Es que tú pareces mucho a mi enamorado. Sabes, quiero que te acuestes conmigo.
Al decir eso poso su blanca mano en mi pantalón y empezó a acariciarme. Ella sabe que tengo cierta debilidad ante esas sensaciones, pues antes me jugaba así con ella, pero llego un tiempo en que decidí para eso. Yo estaba frío, con la mirada perdida, y empiezo a tartamudear, pero en un momento de lucidez le digo que saque su mano, que los demás nos podrían ver.
Ella siguió insistiendo, me decía las cosas má###órbidas al oído, y me prometía una noche de placer de la cual no me arrepentiría, pero que puedo hacer yo, pues con cierto bochorno debo admitir que seria la segunda vez que lo hago, pues la primera fue desastrosa, y además de eso a pasado un año, pero ese tema del cual luego escribiré merece un espacio aquí.
Esta insistiendo durante un largo momento mientras me tocaba. Y ya no puedo mas, y le empecé a tocar, y se que esta mal, pero que puedo hacer. Tengo la cabeza caliente y no lo puedo ocultar. Y ahora le estoy tocando los senos, son suaves y algo acogedores. Su falda esta más arriba de lo común, y me invitan a conocerlas. Pero ya no, así que decido irme, pero por la putamadre, se me a parado. Pienso en cualquier cosa y olvido ese estupido colgajo, me voy a mí sitio, pero no sin antes decirle, que la respuesta de su petición se la daré a la hora de salida.
Sandra espero la respuesta, y la diré por vanidad masculina, pero de lo que estoy seguro es que estaré tranquilo, o física, o mentalmente.

2 Reacciones pervertidas:

tammy dijo...

ufff que tema complicado que acabas de tratar en esta entada! la sexualidad, por lo menos en mi opinión, en esta estapa da nuestras vidas pasa a ser muy importante, y dificil. Las dudas, los miedos, pero a veces las ganas son más fuertes, ¿no?
Podríamos decir que me siento un poco como tu amiga. No completamente, pero si un poco, y talvez, porque soy más chica, no me animo a tener las mismas actitudes con algunos de mis compañeros, talvez con su edad sea un poco más deshinibida.
Por ahora, ciertas cosas las hago solo con mi novio, pero ni siquiera a el, que tiene 20 años, me animo a decirle especificamente lo que quiero. Admiro la valentía de tu amiga. O talvez es que tiene muchas ganas y son más fuetes que el raciosinio <--- (ni idea como se escribe).
Tengo un tema... A mi me pasa lo mismo que a tu amiga a veces. Hay ciertos hombres que nos inspiran ganas de contarle nuestras cosas, talvez por tu personalidad, seas uno de ellos. Ojo, no todas les contamos al mismo, pero podría asegurarte que cada mujer tiene aunque sea UN hombre al que le cuenta TODO, más que a sus amigas a veces, es mi caso. Es más, muchas veces he elegido gente que no conozco para hacerlo, o talvez gente que veo poco, pero siempre hombres. También pasa a jugar el morbo de saber que cuantas más cosas yo te susurre al oido de mis fantasias sexuales y aventuras, más exitado vas a estar vos.

Anónimo dijo...

Bueno k te puedo decir escribes como nadie, espero k en realkidad puedas hacerte proesional en esto que publiques tus libros que yo me encargare de piratearlos

 

"Amor de medio tiempo" Copyright © 2010 | Designed by: Compartidisimo